Los expertos afirman que es el futuro del internet. Pero, ¿realmente sabemos qué significa esta palabra? Sería bueno comenzar por rastrear su origen que tiene lugar en 1992 en la novela Snow Crash. En ella, los humanos interactúan usando avatares en un espacio virtual tridimensional que recrea al mundo real. Por lo anterior, pareciera que Neal Stephenson, autor de la novela, estaba anticipando puntualmente el futuro, ya que, en la actualidad, el metaverso es una realidad, además de ser muy cercano a lo que imaginó el autor.

Según Mark Zuckelberg, dueño de Facebook [1] y uno de los principales promotores e inversores del metaverso, este espacio virtual tiene como intención que los usuarios experimenten el internet de un modo totalmente distinto. Es decir que en cada inmersión al metaverso, los usuarios, mediante sus avatares puedan interactuar con amigos y personas de todo el mundo ya sea para trabajar, aprender, socializar o realizar cualquier actividad con otras personas sin importar donde estén.

¿Cómo se entra al metaverso?

Para tener acceso a este nuevo espacio virtual y vivir la experiencia de este nuevo mundo, es necesario tener unos lentes de realidad virtual o visor de realidad aumentada. Con ellos podrás visualizar o bien, hacer presentes de manera virtual, a cualquier persona y cualquier escenario en tercera dimensión.

Esta posibilidad supondría el avance de la ciencia y la tecnología en muchos aspectos, pues facilitaría o permitiría, la reunión y colaboración de distintos expertos a pesar de encontrarse en distintas partes del mundo. Por ejemplo: en la medicina, permitiría la reunión, en un solo espacio, de varios especialistas, aunque estén en distintos países.

Tal vez te pueda interesar

La construcción del metaverso

Como ocurre con el internet, el metaverso se construye y se seguirá construyendo de un montón de aportes desde todas partes del mundo y a partir de la participación de muchísimas personas. Sin embargo, por ahora son Facebook y Microsoft, quienes han hecho los más grandes aportes a este nuevo universo virtual. Facebook incluso cambió su nombre a Meta, pues el dueño afirma que el metaverso es el futuro del multimedia, además de ser la evolución de la conexión social.

El riesgo

Aunque el metaverso está aún en su reciente construcción y promete maravillas en el desarrollo y la evolución del mundo como lo conocemos, el metaverso ya recibe críticas por todas partes, sobre todo con respecto a la seguridad o privacidad de los datos de los usuarios. Además del enorme incremento de la vigilancia que implicaría el metaverso, pues para la creación y eficiencia supondría el incremento del número de cámaras y sensores que ya existen en el mundo real.

 El profesor de Cultura digital en la Universidad de Sídney afirma que los protocolos y dispositivos de los que se sirve la realidad virtual y la realidad aumentada, pilares del metaverso, son seguramente, las herramientas más eficientes para extraer datos, y esto será un peligro latente en la próxima década. Aunque Facebook ha hecho énfasis en la atención que están poniendo con referencia a la protección y seguridad de los datos de los usuarios, los escándalos y las críticas con relación al gran poder, y la poca legislación de este, que tiene la empresa no paran de salir a la luz. Carissa Véliz, profesora de ética de la inteligencia artificial en Oxford, considera que es inocente creer que las grandes empresas como Facebook o Microsoft estén construyendo un metaverso democrático, por el contrario, afirma que la construcción de este nuevo espacio será en una estructura que favorezca a los más fuertes para así hacerse más fuertes y ricos. Tal como ocurre en el mundo real, lo que desde ya, nos permite imaginar que las consecuencias del metaverso afectarán de manera importante al mundo real.


Sugiero hipervínculo del artículo sobre Meta

45
0

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *