Ante la pandemia que todos sufrimos y que sabemos que sitió a todas las personas en el mundo, surge la pregunta ¿cómo hicieron las empresas relacionadas con el turismo para sobrevivir durante todo ese tiempo de confinamiento? Pues, es más que evidente que las economías del mundo sufrieron un duro golpe, sobre todo sectores que se dedicaban enteramente a todo aquello que se relaciona con viajar o estar fuera de casa. En esta ocasión nos detendremos puntualmente en una de las empresas más populares y que, hasta antes de la pandemia estaba teniendo un éxito tremendo. Nos referimos a la empresa de hospedaje Airbnb.

Airbnb la empresa

Airbnb es una empresa que inició en el 2008 con la idea que las personas pudieran compartir sus espacios, con la calidez, comodidad y tranquilidad que se suele sentir en un lugar propio. Es un concepto de hospedaje que se da a partir de las malas experiencias o lo poco familiar que se siente hospedarse en un hotel. Es en palabras de los expertos en negocios: Es uno de los sistemas más éxitos de la economía colaborativa – sistema económico en el que se comparten e intercambian bienes y servicios entre particulares a través de plataformas digitales.

Tal vez te interese

Airbnb frente a la pandemia

En 2019, antes de que la pandemia estallara, la empresa Airbnb estaba valorada en treinta y un mil millones de dólares. Además, estaba a punto de salir a la bolsa de valores. Es decir, era toda una locura de éxito económico. Sin embargo, a la llegada de la contingencia sanitaria todo se fue por la borda. En abril del 2020, el 72% de sus reservaciones fueron canceladas. Claro, ante las restricciones y las muchas recomendaciones de confinamiento, no había opción para viajar, esto ocasionó que los usuarios se vieran forzados a cancelar sus Airbnb previamente reservados.

Ante la pérdida del casi 80% de sus reservas, la empresa inevitablemente entró en pánico. Sin embargo, Brian Chesky, director de Airbnb y su equipo supieron enfrentar con entereza la problemática y hacer, como los grandes líderes, de una catástrofe como esta, una oportunidad.

Lo primero que hicieron fue pedir un préstamo de dos mil millones de dólares. Esto para pagar las cancelaciones por causa de la pandemia y para resistir el duro golpe de la recesión económica. Es necesario mencionar que, además, dicho préstamos es con un interés muy alto, el 11%. El interés de este préstamo es mucho más alto que los préstamos normales, ya que la expectativa del banco a que Airbnb sobreviva es muy baja, entonces el préstamo es de alto riesgo. La valoración de la empresa decayó de treinta y un mil millones a dieciocho mil millones de dólares.

Airbnb tuvo también que tomar otras medidas. Primero hicieron un recorte de personal, dejando sin trabajo al 25% de sus trabajadores. Los sueldos de los que se quedaron fueron también reducidos, los altos ejecutivos también recortaron su sueldo a la mitad. Un detalle muy importante es que los fundadores redujeron su sueldo a cero dólares. La empresa cortó de tajo la inversión de sus otras líneas, que estaban aún en desarrollo, y se enfocan en sus cimientos.

¿Cómo Airbnb superó la pandemia?

Frente al problema, la empresa de hospedaje se da cuenta que la gente está ya muy cansada de estar confinada; entonces de la rutina de trabajar todo el tiempo en casa, lo cual es un verdadero problema, logran emerger una gran oportunidad. Airbnb, sabedor de que la gente está cansada de trabajar en la ciudad, promueve el hospedaje en zonas de la periferia como el campo o playas no muy concurridas para que la gente pueda trabajar ahí.

Aprovechando la claustrofobia que la gente sufre ante el confinamiento, Airbnb cambia su algoritmo y comienza a recomendar a sus usuarios, espacios cerca de sus ciudades, pero ya adentrados en la naturaleza. La nueva estrategia de ventas funciona y la gente, que ahora no puede viajar fuera del país, lo hace a lugares cercanos. Con la tagline “trabaja desde donde quieras” Brian Chesky cautiva una vez más a los viajeros y no sólo vuelven a hospedarse, sino que además las reservaciones son por mucho más tiempo superando los veintiocho días. Al final del 2020, la empresa logra salvar el último cuatrimestre del año con buenos números, en adelante lo hicieron todavía mejor. En ese mismo año retoman la intención de salir a bolsa y por fin lo hacen. Al siguiente día la empresa es valorada en sesenta y ocho mil millones de dólares. Sin duda Airbnb nos brinda un gran ejemplo de resiliencia, liderazgo e innovación.

106
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *