El cierre contable anual es indispensable en toda empresa que tenga finanzas sanas pues es el ejercicio que nos permite conocer y sobretodo cuantificar las pérdidas y las ganancias de la empresa, de esta manera podemos evaluar si la gestión empresarial que se ha realizado durante el año ha sido buena o no.

Lo que debes saber del cierre contable anual

El cierre contable anual por lo general, comprende el tiempo del año calendario, es decir, del 1 de enero al 31 de diciembre. Aunque ante el SAT este ejercicio se presenta en marzo del año siguiente, es importante tener en cuenta que los datos que contiene el cierre contable anual y que determinan las obligaciones fiscales de la empresa se generan en el cierre contable anual.

No podemos pensar en el cierre contable anual sin pensar en la fiscalidad, pues ambos se encuentran sumamente relacionados. Una ventaja muchas veces se pasa por alto es que a través del cierre fiscal podemos conocer las condiciones financieras de la empresa y predecir las del año entrante.

También, tener al día el cierre contable anual no solamente facilita la declaración anual al SAT sino que de la misma manera permite generar nuevas estrategias de negocio que respondan a las necesidades de la empresa para lograr mayores ganancias.

Te puede interesar

Consejos clave para un cierre contable anual exitoso

  1. Conciliación de gastos e ingresos. Conciliar los gastos y los ingresos con las cuentas de resultados es fundamental para que el cierre contable anual se encuentre blindado ante las posibles auditorias a las que una empresa es sometida. Para esto, es de bastante utilidad contar con un software de gestión empresarial especializado que permita conocer la trazabilidad de las operaciones.
  2. Que todo lo pendiente de pago se encuentre provisionado. Es fundamental provisionar todas las cuentas pendientes de pago para que de esta manera existan partidas presupuestales disponibles para pagar, sin que estas queden fuera del cierre contable anual.
  3. Automatizar la consolidación financiera. Automatizar los procesos de consolidación financiera es fundamental porque reduce significativamente la carga de trabajo durante la preparación y elabroación del cierre contable anual. Así mismo. Agiliza los mecanismos para ajustar y eliminar cuentas. De la misma manera, la automatización permite contar con una representación fiable de la consolidación y facilita la presentación de cambios, normas de contabilidad, y permite operar con monedas extranjeras, flujos de efectivo y otros.
  4. Integrar los diferentes estados financieros. Es de suma importancia integrar los diferentes estados financieros porque de esta manera los procesos financieros resultan más confiables. Además, se debe contemplar la integración de pérdidas y ganancias, el balance y el flujo de efectivo
  5. Idear un flujo de trabajo. Un flujo de trabajo puede ser de gran utilidad pues este ayudará a que los procesos que se deben llevar a cabo para realizar un cierre contable anual, sean mucho más sencillos y agilez de realizar. Los flujos de trabajo facilitan la colaboración y agilizan las tareas, como la estructuración de la información en cada fase de evolución de manera que cada uno de los equipos que intervienen en la realización del cierre contable anual, saben con exactitud lo que deben realizar.

La organización es fundamental

Para hacer un cierre de año de manera fácil debimos de haber tenido orden en todos los trámites fiscales durante el año. El orden previo De este modo, será más fácil organizar la información, analizarla, acceder a ella y hasta reportarla a las autoridades fiscales. Un sistema ERP puede ser de gran utilidad para llevar un orden estricto e impecable de la información necesaria para realizar el cierre contable anual.

0
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *